Las personas bilingües disfrutan de mejores habilidades de control cognitiva y mejor manejo de sus tareas que involucran cambiar, inhibir y monitoreo de conflictos.